Portada > El Embajador > Discursos del Embajador
Discurso del Embajador Yang Wanming en el Foro de la Perspectiva de las Relaciones entre China y Argentina
2016/02/27

Excelentísima Sra. Carmen Polledo, Primera Vicepresidente de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,

Excelentísimo Sr. Diego Guelar, nuevo Embajador de Argentina en China,

Miembros de esta honorable Legislatura,

Señoras, señores y amigos,

       Me es muy grato participar en este foro gracias a su gentil invitación. Antes que nada, quisiera agradecerles a todos ustedes por poner los vínculos entre China y Argentina como el tema del primer foro sobre las relaciones bilaterales que celebra la nueva Legislatura de Buenos Aires, lo cual demuestra su interés por China y la prioridad que otorgan a las relaciones con China. Si me permite, quiero aprovechar esta oportunidad para compartir con ustedes algunas ideas.

       A lo largo de los 44 años de relaciones diplomáticas, siempre vemos en Argentina un socio de gran relevancia, llevando adelante los intercambios bilaterales en todos los aspectos en forma sostenida y sana. Sobre todo, el establecimiento de la Asociación Estratégica Integral en 2014 marcó el inicio de una etapa de desarrollo acelerado para las relaciones bilaterales, con una agenda de intereses estratégicos y generales cada vez más enriquecida.

       Primero, se estrechan de forma creciente las relaciones políticas. Echando una mirada retropectivas a la historia, China ha mantenido relaciones amistosas con los sucesivos Gobiernos argentinos, dándose el firme apoyo mutuo en los temas tocantes a los intereses fundamentales como el de Taiwán y de las Islas Malvinas. En los últimos años, los intercambios de alto nivel son frecuentes, la confianza política mutua se profundiza cada vez más y la construcción del marco institucional bilateral se mejora constantemente. Asímismo, los dos países mantienen intensa coordinación en los asuntos multilaterales internacionales y regionales como la ONU, el G20 y el cambio climático, en salvaguardia de los intereses comunes de las economías emergentes y los países en vías de desarrollo.

       Con el nuevo Goberino argentino, las relaciones bilaterales arrancaron con buen pie. El Presidente chino Xi Jinping le mandó una carta al Presidente Macri a primera hora para felicitar su elección, expresando la voluntad de priorizar la Asociación Estratégica Integral que unen a los dos países. Al recibir al Enviado Especial del Presidente Xi, el Presidente Macri calificó a China y Argentina como aliados naturales. La Vicepresidente de la Nación y Presidente del honorable Senado Michetti y la Canciller Malcorra también reafirmaron que las relaciones con China constituyen la prioridad de la pólitica exterior para el nuevo Gobierno.

       Segundo, son abundantes los frutos de la cooperación económica y comercial, bajo el esquema del avance paralelo de la cooperación en inversión, comercio y finanzas. Siendo China el segundo socio comercial y primer mercado de los productos agropeguarios argentinos, el comercio bilateral se viene mejorando con productos más diversificados y una estructura más equilibrada. A pesar de la debilidad comercial global del año pasado, nuestro intercambio comercial creció en más del 12%, situando a China en el primer puesto entre los principales importadores de la carne vacuna de Argentina. China es la tercera fuente de inversión extranjera de Argentina, con un monto de 8,600 millones de dólar hasta el año 2014, lo que generó más de 40 mil empleos locales de manera directa e indirecta. En los últimos años se viene profundizando la cooperación financiera, que se transformó en un motor impulsor para la cooperación económica y comercial entre los dos países. El financiamiento chino ha jugado un papel importante para promover nuestra cooperación en los proyectos ferroviarios, nucleoeléctricos e hidroelétricos, inyectando dinamismo en la transformación y actualización de la economía argentina.

       Tercero, son dinámicos y variados los intercambios culturales. Se fortalecen continuamente los intercambios y la cooperación en materia de la cultura, educación, deporte, ciencia y tecnología y turismo, llevando a un nivel más profundo el conocimiento mutuo y la amistad entre nuestros pueblos. A través de mi trabajo profesional, puedo palpar hondamente el sólido consenso compartido por los distintos círculos sociales argentinos en cuanto al desarrollo de las relaciones de amistad y cooperación con China. El mes pasado, gracias a la gran ayuda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la celebración del Festival del Año Nuevo Chino fue todo un éxito, con más de 600 mil argentinos compartiendo con nosotros el júbilo del advenimiento del Año de Mono. Asímismo, con el apoyo del Gobierno de la Ciudad, se instalaron dos colegios públicos de enseñanza bilingüe chino-argentino a tiempo completo en Buenos Aires, los primeros entre los iguales de toda la región latinoamericana. Todos los hechos arriba expuestos encarnan la amistad entre las sociedades, que dejan sentados amplios cimientos populares para las relaciones bilaterales.

       Señoras y señores,

       Argentina, una potencia de América Latina y una destacada economía emergente, es considerada por la parte china un eslabón relevante en la política exterior y, especialmente, en las relaciones con América Latina. En la actualidad, ambos países, hallados por igual en un período crucial para la transformación y actualización de la economía, coinciden en las metas del desarrollo y se complementan en las condiciones y necesidades del desarrollo, lo que deparará nuevas oportunidades para la cooperación entre nuestras naciones. El próximo año cumplirán 45 años las relaciones diplomáticas entre China y Argentina, lo que supondría la entrada de estos vínculos en una etapa de mayor madurez y estabilidad. Estamos dispuestos a trabajar junto con la parte argentina para crear una nueva esquema de la cooperación equilibrada e integral caracterizada a la vez por el beneficio mutuo, las ganancia compartida y el desarrollo conjunto.

       Para ello, primero, hay que aglutinar el consenso político. Como bien indicó el Presidente Macri, tener una alianza natural China y Argentina, que jamás están contrariadas por resentimiento histórico ni por conflicto de intéreses reales. Con miras al futuro próximo, ambos países deben consolidar la confianza estratégica mutua a través de la intensificación de los contactos de alto nivel. El próximo septiembre se celebrará la Cumbre del G20 en China y la parte china ha invitado al Presidente Macri a participar en dicho evento, ocasión en que se espera un encuentro entre los dos mandatarios a efectos de inyectar renovada vitalidad en las relaciones binacionales en la nueva era. Al mismo tiempo, debemos poner en pleno juego los mecanismos de diálogo en los diversos terrenos, para fomentar el intercambio de las políticas públicas sobre el desarrollo, estrechar los intercambios y la cooperación entre los parlamentos, partidos políticos y gobiernos locales, en aras del diseño conjunto del rumbo estratégico de las relaciones bilaterales. Siendo Buenos Aires el centro político, económico y cultural de Argentina, damos la bienvenida a todos los amigos presentes a visitar China, para contribuir a la ampliación de la cooperación local y las relaciones binacionales.

       Segundo, es necesario profundizar la cooperación sustancial. China sigue muy de cerca las reformas en las políticas económicas y la planificación nacional sobre el desarrollo que va implementando el nuevo Gobierno argentino, y ve con buenos ojos las perspectivas de la economía y el mercado argentino. China posee ventajas en el financiamiento, la técnología y los equipos, mientras Argentina tiene necesidades reales en la trasformación y actualización industrial, al mismo tiempo que las empresas de ambos países comparten el mismo anhelo hacia la cooperación de beneficio mutuo y ganancia compartida. En la próxima etapa, sobre la base de la buena ejecución de los proyectos existentes, debemos expandir la cooperación en los terrenos prioritarios como el gas y petróleo, agricultura, minería, finanzas, comunicaciones, manufactura, industria aeroespacial, energía renovable, a fin de mejorar la calidad y elevar el nivel de la cooperación bilateral. Para ello, estamos impulsando una mayor presencia empresarial china en Argentina y acelerando los preparativos del Foro Empresarial China-Argentina, con miras a construir nuevas plataformas para la cooperación entre las empresas y el acoplamiento de los sectores productivos entre ambos países.

       Tercero, es indispensable ampliar los intercambios sociales de manera integral. Tanto China como Argentina son potencias culturales con características propias en la educación, ciencia y tecnología, deporte y turismo. El próximo mes se inaugurará en Beijing el Año de Intercambio Cultural China-América Latina. Nuestra Embajada está evaluando activamente celebrar el Año de Intercambio Cultural China-Argentina para el año 2017, con motivo del 45 aniversario de las relaciones diplomáticas. Prestaremos nuestro máximo apoyo a las visitas mutuas de los grupos culturales con objeto de fomentar el conocimiento mutuo de nuestros pueblos. A raíz del inicio de mi misión en Argentina, he recorrido numerosas provincias, con visitas a thinktanks, medios de comunicación y universidades, impresionado por el entusiasmo de las distintas partes por potenciar los intercambios con China. En adelante, trabajaremos para intensificar los intercambios entre los gobiernos locales, universidades, thinktanks y medios de comunicación de ambos países, aumentar las becas para los argentinos y crear más oportunidades de intercambio para los jóvenes. Además, Argentina goza de abundantes recursos turísticos y la parte argentina cuenta con nuestro respaldo para organizar actividades de promoción en China, distinadas a atraer a un mayor flujo de turistas chinos a Argentina.

       Por último, no es menos importante estrechar la coordinación en los temas multilaterales. En el actual contexto en que la economía global experimenta un difícil recuperación y las economías emergentes enfrentan cuellos de botella para el crecimiento, se destaca la importancia de la concertación de las políticas entre las partes. China espera aprovechar la oportunidad que ofrece la Cumbre del G20 para dialogar a fondo con la parte argentina en torno a los temas de la innovación del modelo de crecimiento, el mejoramiento de la gobernanza económica y financiera global, la rehabilitación del motor del comercio y la inversión y el fomento del desarrollo incluyente e interconectado. Al mismo tiempo, estamos dispuestos a mantener una estrecha coordinación con la parte argentina en el marco de los foros multilaterales sobre la agenda internacional de gran importancia como la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, el cambio climático y la agenda 2030 para el desarrollo sostenible, con el fin de defender los intereses comunes de las economías emergentes y los países en vías de desarrollo.

       Amigos,

        De cara el futuro, no cabe duda de que una Asociación Estratégica Integral China-Argentina de más alto nivel contribuirá con mayor fuerza al desarrollo conjunto de ambos países y al bienestar de los dos pueblos. Estoy en plena disposición a trabajar junto con todos ustedes aquí presentes para crear un futuro más prometedor y brillante de las relaciones sino-argentinas.

       Quiero finalizar mis palabras reiterando las felicitaciones al Embajador Diego Guelar, quien va a iniciar el viaje a China a fin de cumplir su nueva misión. Usted es un diplomático bien experimentado y cualificado, y le apoyaremos cuanto esté a nuestro alcance a su trabajo en China, para que haga más contribuciones a las relaciones entre China y Argentina y la amistad de nuestros pueblos. Gracias.

 

Para sus Amigos :   
Imprimir